El tesoro oculto de los templarios

El tesoro oculto de los templarios en Santa María La Blanca de Villalcázar de Sirga

470

El tesoro oculto de los templarios

en Santa María La Blanca de Villalcázar de Sirga

 

El escritor madrileño Luis González licenciado en Derecho por la UNED y Máster en Gerencia de Empresas por el Instituto de Empresa, es un apasionado de la edad media, la religión y la ciencia, las organizaciones secretas y los códigos ocultos, y tras siete años de investigación ha culminado su primera novela historica “La casilla de la muerte”.

En la novela interviene una de nuestras iglesias templarias más antiguas de Castilla, La iglesia de Santa María la Blanca de Villalcázar de Sirga todavía también llamada de Santa María de Lito (por ser este último el nombre de la localidad hasta el siglo XVII), en la que al parecer hay tesoro templario oculto.

Santa María la Blanca de Villalcazar de Sirga
Santa María la Blanca de Villalcazar de Sirga

Luis González nos cuenta:

En Palencia, en la Tierra de Campos, situada en pleno Camino de Santiago, entre Frómista y Carrión de los Condes, encontramos la encomienda templaria más antigua de Castilla.
Santa María de Lito o como fue conocida en sus comienzos Santa María de Sirga, comprendía, una enorme fortaleza, la iglesia con un claustro, Sala Capitular, Estancia para los Caballeros, Albergue y Hospital de peregrinos.
La iglesia es románica de transición al gótico.


Tal era la devoción que sentía El rey Alfonso X el Sabio, por la imagen templaria que allí se veneraba, que le dedicó sus famosas Cantigas a Santa Maria, incluso el rey aparece arrodillado ante la virgen en el doble friso que decora la entrada del Templo.
Pero es la parte superior del friso donde la leyenda nos anuncia uno de los mayores secretos de los templarios.

La leyenda reza así:

“El día del equinoccio de primavera, dirigíos a la iglesia de Sirga y golpead el punto del toro del pantocrátor que ilumine el rayo de sol. Entonces, las bocas de dos cabezas del tímpano os revelarán el lugar en el que los templarios escondieron su fabuloso tesoro”


Ignoramos si este tesoro se refiere a algo material o quizás a un tesoro de conocimientos ocultos, que esta iglesia, trata de trasmitirnos a través de los múltiples mensajes de sus capiteles.
Esta fabulosa iglesia, con planta de catedral, es la que hoy ha llegado hasta nosotros con la actual denominación de Santa María la Blanca de Villalcazar de Sirga.

 

¿Qué mensaje ocultaron los templarios en el juego de la Oca?

Un tablero en espiral que simboliza la Galaxia y el Camino de Santiago.

Todas las descripciones de iglesias, edificios, libros y rituales secretos que aparecen en esta novela son veraces.

 

Fuente:

Luis González

Los comentarios están cerrados.